Pérdidas múltiples

En situación de pandemia puede darse la situación de tener la pérdida de varias personas en un intervalo de tiempo muy breve. Pueden ser familia o amigos, y el paciente puede haber estado en aislamiento o no, enfermo o no, o a la espera de su propio diagnóstico. También determinará el duelo el grado de parentesco y el vínculo con los fallecidos, no es igual perder a dos amigos lejanos que a los padres o a las personas convivientes.
Por ello si ha tenido varias pérdidas, se suman los duelos y antes de que se haya empezado a llorar el anterior, llega el siguiente. Además, al darse en el entorno cercano, las pérdidas pueden incluir a las mismas personas a las que naturalmente se acudiría a obtener consuelo y apoyo con las otras muertes.
Esto es, un paciente que ha perdido a su madre podría acudir a consolarse con su padre, pero si ha perdido a ambos no tiene figura de consuelo. Por este motivo que hay que estar muy cerca para ver si demandan atención o espacio, compañía o soledad y ayudar a la persona a elaborar cada duelo por separado. También es muy útil ayudarles con los rituales alternativos de despedida y en su caso con los funerales cuando se realicen.
Esta situación de dolor intenso y con varios frentes abiertos puede hacer que hasta personas con buenos recursos y herramientas se vean desbordadas y necesiten la ayuda profesional por un tiempo corto para evitar un duelo largo y complicado.
Además cada pérdida a la que nos enfrentamos en nuestra vida despierta otras pérdidas precedentes, así como las herramientas que se han utilizado y las han fallado. El psicólogo evaluará las estrategias de la persona para manejar, controlar y regular las situaciones previas de duelo y en consecuencia le enseñará al paciente las herramientas que le falten para ir de la mano con él por tan doloroso camino.
En terapia el superviviente, guiado por el terapeuta, asignará a cada persona querida el espacio, el tiempo y el legado que ha dejado en su vida para poder elaborar cada pérdida con un duelo sano.

Deja un comentario